Ser emprendedores es un reto y una responsabilidad. Ser emprendedor en el ámbito creativo y de la cultura lo es aún más. Este 2012 hemos iniciado con la andadura de un proyecto, INSPIRIART. Vivimos tiempos en que aprender a emprender puede ser la diferencia entre el triunfo o el fracaso de un sueño. Porque la creación cultural está hecha, como el cine, del material que se hacen los sueños, pero también, y no lo olvidemos, de las realidades y activimos que nuestro tiempo exige.

Cuando dimos vida a INSPIRIART, -después de trabajar durante mucho tiempo para instituciones estatales y privadas-, supimos que era el momento de, al lado de esa labor, crear un proyecto propio. Empezar, partiendo de las propias experiencias y necesidades como profesionales de la cultura, es una prueba intelectual y creativa que se vive día a día. El mundo del marketing y la gestión cultural, así como las herramientas y espacios para desarrollarlos, nos enseñan tanto en sus hazañas (casos de éxito), como en sus prejuicios (miedo al fracaso).

Hoy por hoy, cultura y marketing necesitan estar unidos en función de proyectos emprendedores, la industria cultural basada en las subvenciones y las comisiones no puede ser el único camino. No siempre ha sido así. La historia nos demuestra que los profesionales de la cultura han sido siempre emprendedores.

Durante estos primeros meses de vida hemos conocido a personas que representan este espíritu, como la diseñadora y “fashion curator” Carla Rogel de La Carola, el acordeonista clásico Jesús Mozo, la directora y productora de cine independiente Jil Love/Love Jordina, los integrantes de la compañía de teatro La Mirilla, y nuevos proyectos como los del “instagram-artist” Iban González o la cantante y compositora Romina Balestrino. A los que sumamos tantos más amigos y colegas que día a día nos enseñan con su ejemplo.

En INSPIRIART estamos orgullosos de ser emprendedores, este es un proyecto en el que ponemos nuestra experiencia pero también en el que seguimos aprendiendo. No es fácil empezar, pero el principal reto es continuar. Nuestro objetivo es crear un portal de servicios para profesionales de la cultura que, como nosotros, saben que el presente y el futuro es de los emprendedores.

Como emprendedores, la revolución del arte esta en nuestra capacidad de acción y resistencia ante la crisis (en sus múltiples formas), por eso nos mantenemos inspirados.

Recibid un fuerte abrazo del equipo de INSPIRIART, ¡FELIZ 2013!

Susan Campos y Jorge Molinera